Ciertas opciones de la página requieren tener javascript activado. Habilítelo cambiando las opciones de su navegador e inténtelo de nuevo

Usted se encuentra en Sector General
Muy buenas tardes
Hora:
Jueves, 17 de Noviembre de 105









Miembro
Nombre:
Contraseña:


Usted es el visitante Nº
Hit Counter


Talar de Pacheco
Country


Historia

NUESTRA PARROQUIA PURÍSIMA CONCEPCIÓN
DE GENERAL PACHECO

Después de la muerte del general ÁNGEL PACHECO, su hijo JOSÉ FELIPE PACHECO REYNOSO, heredó las tierras que conformaban el casco de la estancia El Talar y algunas de sus alrededores. José Felipe contrajo enlace con una hija de Tomás de Anchorena, llamada Mónica Agustina Anchorena. El matrimonio compartió la pasión por la arquitectura y decidió construir, dentro de su predio, un castillo (réplica de un hotel parisino), una iglesia y un colegio.
Deslumbrados por la policromía de las iglesias italianas, decidieron construir la iglesia de sus sueños, en un estilo gótico florentino.
Una historia popular cuenta que la capilla INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA, nació de una promesa: esta dice que la pareja no podía concebir un hijo y prometió a la Virgen María la construcción de una iglesia, si Agustina quedaba embarazada. Este tema nunca quedó aclarado, dado que no existen datos ni fotos del embarazo; los nueve meses de gestación, los Pacheco Anchorena los pasaron en Europa y la tradición oral cuenta que el bebé fue adoptado, bautizado en España y anotado como argentino, con el nombre de José Agustín.
En octubre de 1884, el Poder Ejecutivo autoriza la construcción de una capilla y una escuela; el 2 de febrero de 1885, José Felipe y el constructor don Francisco Erril, celebran el contrato de construcción y el 4 de mayo de 1886 se inaugura la capilla Inmaculada Concepción de María. Además, hubo otros motivos que dieron lugar a la construcción de la actual Parroquia: el templo del pueblo de las Conchas (actual Tigre), era muchas veces inaccesible por los lodazales que había que atravesar; San Isidro estaba a mucha distancia, igual que Luján, y la gente que quería recibir a Dios, se hallaba imposibilitada a trasladarse a aquellos lugares.
En el acto de la fastuosa inauguración, bajo la pura y limpia Concepción de María hablaron el Arzobispo Aneiros y el escritor Pastor Obligado; junto con la capilla se abrió la casa parroquial o casa-escuela y ambas siempre estuvieron abiertas al pueblo, a pesar de ser privadas. La primer misa fue oficiada por el presbítero Domingo Mazzeo.
AGUSTINA ANCHORENA DE PACHECO muere en París el 25 de octubre de 1888, a los cuarenta y seis años y su cuerpo embalsamado fué traído y depositado en la cripta de la capilla en 1890; en tanto su esposo José Felipe seleccionó al artista plástico de
Brescia, Italia, MODESTO FAUSTINI, para pintar los frescos en la cúpula de la capilla. En 1892, un reconocido escultor romano ETTORE FERRARI, esculpió el altorrelieve de mármol blanco “Ascensión de un alma” que está en el altar, y se comenta que fue realizado en base a una fotografía de la difunta. El 23 de abril de 1894, muere su esposo José Felipe y es enterrado a su lado, en la cripta subterránea.
En 1912, se hace una reforma, con motivo del casamiento de JOSÉ AGUSTÍN PACHECO ANCHORENA con MARÍA ELVIRA ALVEAR, nieta de Torcuato de Alvear y de María Elvira Pacheco Reynoso, y así se conforma el doble lazo entre estas dos tradicionales familias. Casi diez años mas tarde, el 17 de abril de 1921, muere a los 42 años José Agustín, a causa de una septicemia, y sus restos fueron depositados en la cripta junto a sus padres.
En 1928, la capilla es donada a la Curia, cumpliendo con lo dispuesto por José Felipe y su hijo José Agustín. Recién en 1963, se le otorga a la capilla la categoría de Parroquia, cambiando su nombre por el de PARROQUIA PURÍSIMA CONCEPCIÓN.
Hubo largos períodos en que la actual Parroquia no contó con clérigo y de allí surgió un dicho popular: “No tenés cura, como la iglesia de Pacheco”.
Desde el primer sacerdote, el presbítero Domingo Mazzeo (hijo de lugareños y maestro de escuela), hasta nuestros días, una gran cantidad de ministros de la Eucaristía y de laicos brindaron su tiempo y dedicación para que DIOS llegara con su fuerza y su amor a cada uno de los que pasaron por ella, y hoy, a cada uno de nosotros......

Recopilado Por Jorge Manteola
El Talar de Pacheco
Julio de 2002


Home